Minerales críticos: el cuello de botella de la transición ecológica

Artículo por Alicia Valero y Emilio Santiago publicado el 12/11/20 en eldiario.es

Durante este otoño se tramitará en el Congreso de los Diputados una ley de suma importancia, que marcará como pocas el futuro de nuestro país: la de Cambio Climático y Transición Energética. Esta ley deberá concretar las bases para que España, el país más vulnerable de Europa ante el cambio climático, cumpla los compromisos del Acuerdo de París, y con ello asegure un futuro viable a quienes hoy están naciendo. También diseñará la arquitectura general de lo que será la mayor transformación del modelo productivo español en décadas. Parece que esta vez, con el viento de cola de unos fondos europeos bien invertidos, sí está a nuestro alcance ese gran giro modernizador, siempre prometido y nunca cumplido, que deje atrás la senda económica agotada que nació del Plan de Estabilización de 1959. Los efectos de la crisis de la COVID-19 exponen lo que ya es un secreto a voces: si España tiene futuro, será como superpotencia renovable, no como superpotencia turística.Pero el articulado del Anteproyecto de Ley presenta un punto ciego preocupante. Que no es más que el reflejo de un déficit en el debate ciudadano al respecto: los minerales críticos de los que dependen todas las tecnologías modernas, y especialmente la Green Technology. Una turbina eólica, un panel fotovoltaico o una batería eléctrica, pero también un teléfono móvil o un ordenador, son objetos altamente intensivos en muchas materias primas llamadas críticas como el litio, el cobalto, el indio, el teluro o las tierras raras. Todos ellos materiales escasos, en vías de rápido agotamiento, susceptibles de alimentar conflictos armados por su control, que se explotan generando fuertes daños ambientales y por tanto resistencias legítimas, y cuya distribución geológica se ha concentrado en muy pocos países, algunos sociopolíticamente inestables. De hecho, la economía descarbonizada y digital del siglo XXI será tan dependiente de estos grandes productores de minerales como la economía fosilista el siglo XX lo fue de la OPEP.

Estadistas y ciudadanía informada deberían tener este asunto entre sus preocupaciones prioritarias. Especialmente porque en las economías modernas el reciclaje de los minerales de las que estas dependen es todavía marginal. Las plantas existentes en España apenas recuperan las materias primas de la segunda revolución industrial: aluminio, cobre, hierro, vidrio o plomo. Las razones por las que los nuevos minerales críticos quedan fuera de la economía circular son técnicas, políticas económicas  y sociales. Técnicamente, el diseño de los aparatos modernos carece de estándares que faciliten desensamblarlos y recuperar los recursos dispersos en ellos en cantidades apreciables. Políticamente, no existe una legislación que favorezca el reciclaje de calidad. Económicamente, las plantas de recuperación de estos materiales son tan costosas que exigen fortísimas inversiones solo al alcance de un sector público decidido o de consorcios público-privados. A nivel global China es el principal receptor global de chatarra electrónica. Y en Europa solo un país, Bélgica, cuenta con una empresa capaz de reciclar los minerales que sustentan la sociedad descarbonizada y digital. Socialmente, mientras prime un patrón de producción basado en la obsolescencia programada, y un patrón de consumo de usar y tirar, los esfuerzos por reciclar minerales se verán superados por el incremento artificial de la demanda.

Tres son las líneas de acción que, como sociedad, deberíamos explorar para salvar este  cuello de botella que amenaza con ahogar el futuro de la transición ecológica. Estas deberían ser centrales en las futuras políticas tanto de transición energética como de economía circular, entendiendo que ambos conceptos van de la mano.

En primer lugar, un marco legislativo y regulatorio mucho más estricto y coherente con los principios técnicos de la economía circular, que imponga estándares de diseño y fabricación pensados para el reciclaje de minerales críticos pero que a su vez elimine las trabas administrativas y barreras legales para que los residuos puedan convertirse en materias primas.

En segundo lugar, y aprovechando los fondos europeos poscovid, impulsar desde el sector público la I+D+i en economía circular y, en alianza con inversores privados, al menos una planta metalúrgica española de recuperación de minerales críticos, con canales sólidos de recolección, como apuesta estratégica para generar empleo transformando nuestro modelo productivo y nuestro esquema de inserción económica internacional.

Finalmente, el reto más complejo, pero el más importante, es saber dar a luz durante las próximas décadas a una economía menos compulsiva y expansiva, que priorice usos compartidos y explore políticas de control de demanda. El economista Kenneth Boulding nos planteó un dilema hace más de sesenta años: nuestro sistema productivo debería dejar de comportarse como un cowboy, que conquista sin fin un horizonte virgen, y parecerse cada vez más al modus operandi de un astronauta, reciclando y reaprovechando con sumo cuidado todos los recursos de la nave espacial Tierra.  En este punto, el consenso científico es creciente: la idea visionaria con la que especuló Stuart Mill en el siglo XIX al pensar una economía de estado estacionario, con prosperidad pero sin crecimiento, es ya el desafío sociopolítico más urgente del siglo XXI.  Solo bajo estas nuevas premisas podremos impulsar una transición que reparta con justicia el espacio ecológico global.

He aquí uno de los debates centrales del próximo medio siglo: el de los límites ecológicos absolutos que marcan las reservas minerales de La Tierra. Cuanto antes lo enfrentemos como sociedad, mejor preparados estaremos para sortear la crisis climática y llevar la transición ecológica a buen puerto.

Consulta Pública para la elaboración de la Hoja de Ruta para la gestión sostenible de las materias primas minerales

Plazo abierto has tal el 26 de noviembre de 2020

El Ministerio para la Transición ecológica y el reto demográfico del Gobierno de España, ha lanzado la Consulta Pública para la elaboración de la Hoja de Ruta para la gestión sostenible de las materias primas minerales.

Esta consulta se engloba dentro del Plan Nacional de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC).  En su medida 5.7, apunta a la necesidad de desarrollar nuevos instrumentos de apoyo a la investigación y la innovación en energía y clima, con la implementación de acciones concretas orientadas a actualizar la información sobre las reservas de materias primas en España y su futura demanda en función de las necesidades tecnológicas.

El objetivo de esta consulta es recabar la opinión de las personas y entidades interesadas sobre la identificación de prioridades y recursos necesarios, así como los principales retos para el desarrollo sostenible de las materias primas minerales y las posibles medidas para superarlos.

Participación del Instituto de Investigación Mixto Circe, Universidad de Zaragoza

Desde los miembros del Equipo de Investigación de Ecología Industrial del Instituto Universitario Investigación CIRCE Universidad Zaragoza realizamos nuestra siguiente aportación a la Hoja de Ruta para la gestión sostenible de las materias primas minerales.

En primer lugar, es necesario enunciar que combatir el Cambio Climático es necesario, pero insuficiente, porque las energías renovables, el vehículo eléctrico y todas las nuevas tecnologías informáticas y de comunicaciones dependen de materiales críticos escasos. La transición ecológica debe ser no sólo energética sino de materiales.

Una turbina eólica, un panel fotovoltaico o una batería eléctrica, pero también un teléfono móvil o un ordenador, son objetos altamente intensivos en muchas materias primas llamadas críticas como el litio, el cobalto, el indio, el teluro o las tierras raras. Todos ellos materiales escasos, en vías de rápido agotamiento, susceptibles de alimentar conflictos armados por su control, que se explotan generando fuertes daños ambientales y por tanto resistencias legítimas, y cuya distribución geológica se ha concentrado en muy pocos países, algunos sociopolíticamente inestables.

Desde Instituto CIRCE, consideramos que en las economías modernas el reciclaje de los minerales de las que estas dependen es todavía marginal. Las plantas existentes en España apenas recuperan las materias primas de la segunda revolución industrial: aluminio, cobre, hierro, vidrio o plomo. Las razones por las que los nuevos minerales críticos quedan fuera de la economía circular son técnicas, políticas económicas y sociales. Se podría decir que estos son los retos actuales para el desarrollo sostenible de los recursos minerales:

Técnicamente, el diseño de los aparatos modernos carece de estándares que faciliten desensamblarlos y recuperar los recursos dispersos en ellos en cantidades apreciables. Políticamente, no existe una legislación que favorezca el reciclaje de calidad. Económicamente, las plantas de recuperación de estos materiales son tan costosas que exigen fortísimas inversiones solo al alcance de un sector público decidido o de consorcios público-privados.

Por lo tanto, proponemos una serie de aspectos que debería abordar la Hoja de Ruta para la gestión sostenible de Materias Primas Minerales, y que, del mismo modo, deberían formar parte de la Estrategia Española de Economía Circular:

En primer lugar, un marco legislativo y regulatorio mucho más estricto y coherente con los principios técnicos de la economía circular, que imponga estándares de diseño y fabricación pensados para el reciclaje de minerales críticos pero que a su vez elimine las trabas administrativas y barreras legales para que los residuos puedan convertirse en materias primas. Por ejemplo, incrementar y apoyar el uso de materiales reciclados frente a los extraídos de minas (con precios más económicos, impuestos más bajos, la obligatoriedad del “circular public procurement” implementado en los pliegos de contratos públicos). También, promover un sistema de autosuficiencia, para evitar la dependencia del exterior; que las materias críticas, como el litio, que entren en Europa en forma de automóviles y otras tecnologías, al extraerse, se queden aquí.

Otra medida sería impulsar, por medio de la Administración Pública, los acuerdos voluntarios para emprender acciones de Economía Circular, como el de implementar la responsabilidad ampliada del productor, en el que el fabricante se hace responsable del producto especialmente en la fase de su recuperación, reciclaje y disposición final. Así como, promover la simbiosis industrial entre empresas, para lo cual es necesario aumentar la transparencia y trazabilidad de toda la cadena de valor de los productos. Evitar mezclar y contaminar flujos residuales que imposibiliten su posterior uso en otros procesos productivos.

En segundo lugar, y aprovechando los fondos europeos poscovid, impulsar desde el sector público la I+D+i en economía circular, evaluando el potencial de recuperación de materiales procedentes de residuos de minas y de residuos tecnológicos, así como desarrollando la tecnología necesaria para su obtención.

En alianza con inversores privados, impulsar al menos una planta metalúrgica española de recuperación de minerales críticos, con canales sólidos de recolección, como apuesta estratégica para generar empleo transformando nuestro modelo productivo y nuestro esquema de inserción económica internacional.

Finalmente, el reto más complejo, pero el más importante, es saber dar a luz durante las próximas décadas a una economía menos compulsiva y expansiva, que priorice usos compartidos y explore políticas de control de demanda. En este sentido, la promoción de programas educativos a todos los niveles de la sociedad, será fundamental.

ASYPS

Ciclo de Confencias ASYPS: Economía Circular-Espiral

Transición hacia una circularidad sostenible

Dentro de las actividades de la Cátedra CEMEX de Sostenibilidad de la Universidad de Zaragoza, de la que es Director Antonio Valero, vamos a participar en el CICLO DE CONFERENCIAS ASYPS: Economía Circular-Espiral. Transición hacia una circularidad sostenible.

Las sesiones tendrán lugar los días 12 y 17 de noviembre y 2 y 9 de diciembre de 18h a 19.30h.

Un día antes a la celebración de cada sesión te enviaremos el enlace para unirte de manera telemática. 

Si quieres recibir el enlace al webinario, envíanos un email a: rqueerre@unizar.es 

¡Te esperamos!

PROGRAMA:

Este Ciclo de Conferencias se celebrará en modalidad online y constará de cuatro sesiones de 18.00-19.30h:

– 12 de noviembre de 2020
Transición a la Economía Circular en el paradigma de la sostenibilidad.
Luis M. Jiménez. Presidente de ASYPS. Profesor Honorífico, Universidad Complutense de Madrid.

– 17 de noviembre de 2020
Principios y características de la Economía Circular.
Emilio Cerdá. Catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid.

– 2 de diciembre de 2020
Ciclo de materiales críticos en la Economía Circular.
Antonio Valero. Director del Instituto Circe y de la Cátedra CEMEX, y Catedrático de Energética de la Universidad de Zaragoza.

– 9 de diciembre de 2020
Bioeconomía circular y sistemas de producción integrada.
Agustín Molina. Profesor Titular de la Universidad Politécnica de Madrid.

Circular Labs

Jornada Circular Labs: Herramientas de apoyo empresarial para la economía circular

El 4 de noviembre asistimos a la jornada online: “Herramientas de apoyo empresarial para la economía circular” organizada por Circular Labs, Fundación Patrimonio Natural de Castilla León y la Junta de Castilla León. El evento estaba dirigido a profesionales y empresas que quisieran mejorar o incorporar prácticas de economía circular y, de este modo, incentivar las sinergias industriales en el territorio del noreste ibérico.

Para la bienvenida contaron con la participación de Dª María del Rosario Chávez Muñoz, Concejala de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio del Ayuntamiento de Valladolid. Seguidamente, Javier Rodríguez Conde, CEO de Ecomarketing, una empresa especializada en marketing y asesoría de sostenibilidad, presentó los retos y las oportunidades de la economía circular, haciendo hincapié en el ecodiseño: “El 80% de los impactos ambientales se realiza en la fase de diseño”.

A continuación, Jesús Díez Vázquez, Director de Programas en la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, presentó la herramienta de autoevaluación Circular Labs. Según Díez, esta herramienta ayuda a las empresas a reflexionar: “¿Qué podría hacer para ser más circular?” y evalúa desde un punto cualitativo las políticas que están llevando dentro de la empresa. El uso de la plataforma web es gratuito y requiere de un registro previo. Cuenta con cuestionario de autoevaluación que permite a las empresas conocer el grado de implementación de la economía circular y, posteriormente ofrece un diagnóstico inicial, la posibilidad de realizar varios estudios, comparar resultados y sugerencias de mejora.

Otra de las funciones que ofrece esta herramienta es la posibilidad de dar visibilidad a las buenas prácticas de las empresas en materia de economía circular. Para ello, se ha desarrollado una nueva herramienta independiente: el Market Place de economía circular del noroeste ibérico. El objetivo de esta comunidad virtual es compartir buenas prácticas en economía circular y crear sinergias. Las empresas interesadas en participar suben de forma sencilla la información a la web a través de una ficha. La plataforma ofrece un apartado de recursos y otro de agenda. Además, tal como explicó Rocío Viruega, Gerente de Negocio IT de SYLTEC, ha sido ecodiseñada para reducir el uso de carbono al utilizarla en comparación al de otras plataformas online.

Otra de las funciones que ofrece esta herramienta es la posibilidad de dar visibilidad a las buenas prácticas de las empresas en materia de economía circular. Para ello, se ha desarrollado una nueva herramienta independiente: el Market Place de economía circular del noroeste ibérico. El objetivo de esta comunidad virtual es compartir buenas prácticas en economía circular y crear sinergias. Las empresas interesadas en participar suben de forma sencilla la información a la web a través de una ficha. La plataforma ofrece un apartado de recursos y otro de agenda. Además, tal como explicó Rocío Viruega, Gerente de Negocio IT de SYLTEC, ha sido ecodiseñada para reducir el uso de carbono al utilizarla en comparación al de otras plataformas online.

Para terminar, José Magro, Gerente de Sostenibilidad y RSC AENOR, explicó el Modelo de Certificación de AENOR Residuo Cero, en el que empezaron trabajando hace cuatro años con Lidl, su primer cliente.  A este esquema de certificación puede acceder cualquier empresa que garantice la valorización (reutilización, reciclado o valorización energética) de los residuos que genera. Si la empresa valoriza más del 90% de sus residuos obtiene el certificado. Tal como enunció José Magro esta certificación se ha visto como un proceso adicional a la norma ISO 14001 ya que entra en más detalle en el aspecto de residuos y ofrece a las empresas un foco de mayor claridad.

CPOTE 2020: VI Edición de la Conferencia Internacional: “Contemporary Problems of Thermal Engineering”

La semana del 21 al 24 de septiembre, se celebró  la VI Edición de la conferencia CPOTE, bajo el lema “The energy system beyond 2020 – challenges and opportunities”. Este congreso reúne todos los años en Polonia, a científicos involucrados en el análisis de la energía y la exergía aunque este año se ha realizado de manera telemática debido a las circunstancias. El evento trata números temas relacionados con fuentes de energía renovable, no renovable, fuentes alternativas, gestión y almacenamiento de energía, entre otros.

Dentro de las ponencias principales, la Doctora Alicia Valero, directora del Grupo de Investigación de Ecología Industrial del Instituto Circe de la Universidad de Zaragoza, ha presentado el proyecto AWARE, en el que participan SEAT, S.A., MotorLand Aragón, el Instituto Circe y el Institute Freiberg for Resource Technology.

El proyecto está enfocado en la Exergía para evaluar el nivel de criticidad y reciclabilidad de los materiales de un vehículo y ha sido creado por SEAT, S.A. bajo el ENE2017-85224-R project y financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Debido a la electrificación del sector del automóvil, la demanda de recursos minerales está aumentando, además no es el único sector que necesita estos recursos, también los ordenadores, los móviles o el sector de la aviación. Los elementos químicos no desaparecen del Planeta, pero se dispersan en unidades muy pequeñas entre todos los aparatos eléctricos y electrónicos del mundolo que hace muy difícil o casi imposible su reciclado y recuperación. Además, se mezclan con otros metales para crear aleaciones.

Se realizó un caso de estudio con un modelo de coche cedido por SEAT y se hizo una selección de las partes más críticas teniendo en cuenta los siguientes parámetros: los metales que lo componen, la reciclabilidad de estos metales y de las partes del vehículo y el potencial de replicabilidad.

Como conclusión, la Exergía como indicador de la rareza termodinámica puede ayudar a analizar los metales con mayor nivel de criticidad en un automóvil. Para reducir la dispersión de minerales es necesario el ecodiseño teniendo en cuenta la posterior recolección de metales una vez que el vehículo llegue al final de su vida.

En el congreso ha participado también Ricardo Magdalena, miembro del Grupo de Investigación de Ecología Industrial del Instituto Circe, presentando el artículo “Mining energy consumption as a function of ore grade decline. the case of Lead and Zinc” que ha realizado junto al Prof. Antonio Valero, la Dra Alicia Valero y el Dr. Jose Luis Palacios. Este estudio ha sido también financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (ENE2017-85224R).

El estudio llevado a cabo explica, como ya hemos visto con el proyecto AWARE, que la demanda de materias primas está aumentando exponencialmente y que, para satisfacer esa demanda, es necesario extraer más minerales de la corteza terrestre. Como resultado, los minerales se están agotando y las Leyes del mineral disminuyen. Las minas de menor Ley también necesitan más cantidad de energía, lo que implica mayores emisiones de combustibles fósiles y por tanto un aumento del cambio climático. Como caso de estudio, se han elegido el Zinc y el Plomo para estimar la energía específica necesaria en el procesamiento de ambos minerales. El análisis se ha realizado con un software especializado, HSC Chemistry, que evalúa la energía específica en cada etapa.

Los resultados muestran que el consumo de energía para el plomo aumentaría cinco cinco veces en comparación con la situación actual si las leyes del mineral disminuyen hasta el nivel de relaves, mientras que para el zinc, se incrementaría casi dos veces.

Mesa redonda: El automóvil y los recursos naturales. Del petróleo a los materiales críticos

Esta semana Fundación Ibercaja acoge diferentes mesas redondas con motivo de la Semana Europea de la Movilidad que organiza el Ayuntamiento de Zaragoza, la Oficina de Promoción de la Movilidad Eléctrica (OPME) y el Consorcio de Transportes del Área de Zaragoza (CTAZ), bajo el lema «Por una movilidad sin emisiones»

Ayer, 21 de septiembre, tuvo lugar: “El automóvil y los recursos naturales. Del petróleo a los materiales críticos” de la que formaron parte Marta Iglesias, Ingeniera Responsable de Materiales Sostenibles, Ecodiseño y Ecoinnovación en el equipo de Medioambiente de Producto en SEAT, S.A; la Dra. Alicia Valero, Directora del Grupo de Investigación de Ecología industrial en el Instituto Circe; y el Dr. Abel Ortego, Director del área de Desarrollo del Conocimiento en Motorland Aragón.

“A día de hoy se están vendiendo 60 millones de coches al año y esto irá en aumento”. Además, los coches son cada vez más inteligentes, continuó contando Marta Iglesias. No solo el sector del automóvil va a crecer y demandar más recursos, también los ordenadores, los móviles y el sector de la aviación, van a necesitar más recursos minerales.

¿De qué está hecho un vehículo? Hace años, la demanda de materiales era de acero, aluminio y cobre, principalmente. Sin embargo, actualmente, un coche eléctrico contiene entre 40 y 50 metales y metaloides; y algunos de los metales han aumentado mucho en comparación con un vehículo de combustión, como es el caso del cobalto. “Estaríamos cuadruplicando el valor de rareza entre un vehículo de combustión y uno eléctrico”, por lo que podríamos decir que “un coche es una mina sobre ruedas”.

Seguidamente, Alicia Valero comenzó explicando que todo este problema se debe al crecimiento exponencial, en especial al crecimiento exponencial de la población. “Si seguimos así, para el año 2050, seremos 10.000 millones de individuos”. ¿En un planeta finito cómo podremos abastecer de recursos a toda la población?

Además, hizo referencia al reciente informe publicado por la Comisión Europea el pasado 3 de septiembre. Nunca antes, la UE había hecho un alegato tan contundente: “La enorme necesidad de recursos está sometiendo al planeta a una presión extrema y es la responsable de la mitad de las emisiones de GEI y más del 90% de la pérdida de la biodiversidad y el estrés hídrico”.

Este informe también recoge un listado de los materiales críticos necesarios para llevar a cabo el New Green Deal, que recoge entre otros aspectos, la dependencia que la Unión Europea tiene de determinados materiales con el exterior. Por ejemplo, de China importamos prácticamente el 100% de tierras raras que son necesarias para fabricar los imanes permanentes que se encuentran en el vehículo eléctrico. La UE pone por escrito la gran necesidad de abrir minas para evitar esta dependencia del exterior. Esto conlleva al fenómeno NIMBY (Not In My Back Yard).

Para terminar con su intervención, Alicia Valero concluyó que con el Green New Deal vamos a pasar de una dependencia de combustibles fósiles a una dependencia de recursos minerales y el vehículo eléctrico es una de las tecnologías que depende de estos recursos minerales en mayor medida. Además, la extracción de minerales es altamente intensiva en energía fósil por lo que la reducción global de emisiones de CO2 no está tan clara.. Para reducir estos riesgos es necesario apostar por la extracción doméstica, el ecodiseño  y la economía circular.

A continuación, dio paso a su compañero Abel Ortego, que explicó cómo es el panorama actual del reciclaje del vehículo: Se hace a través de un proceso de fragmentación con tres salidas diferentes (aleaciones férricas, no férricas, plásticos y espumas). este proceso, al final, conduce a la degradación ya que los materiales se acaban dispersando. ¿Dónde está el proceso de reciclaje del cobalto o del litio? Como tal esto no existe, pero no solo en el vehículo sino en muchas otras industrias.

“No se trata de demonizar los procesos actuales de reciclaje”, la cuestión radica en que se tendrían que utilizar procesos de reciclaje más sofisticados y, por tanto, más costosos. No es lo mismo reciclar el 95% de la masa del vehículo que el 95% de cada uno de sus materiales. En conclusión, en la actualidad, el reciclaje de metales críticos es casi inexistente, esto se debe a que el reciclaje no evoluciona a la misma velocidad a la que evolucionan los vehículos.

Para finalizar, los espectadores de la conferencia realizaron varias preguntas, una de ellas fue: ¿Se puede pensar que se fabricarán menos coches, más caros y que requerirán menos infraestructuras viarias?

Los ponentes tienen claro que existe una tendencia de aumento del número de automóviles fabricados en los próximos años. Lo que va a cambiar es que los fabricantes de automóviles, pasarán de producir bienes de consumo a bienes de movilidad, lo que se conoce como “servitización”.  “Fabricar vehículos que sean multipropiedad. Quizás sean un poco más caros, pero el coste por usuario será más razonable”.

A continuación, os dejamos el video completo de la conferencia que se retransmitió en directo a través de Youtube:

Curso verano UNIZAR: De los vehículos de combustión a los vehículos eléctricos. Del CO2 y el NOX a las baterías y los metales críticos

El pasado 10 y 11 de septiembre, las instalaciones de MotorLand Aragón en Alcañiz, acogieron el curso extraordinario organizado por la Universidad de Zaragoza: “De los vehículos de combustión a los vehículos eléctricos. Del CO2 y el NOX a las baterías y los metales críticos”. Dirigido por la Dra. Alicia Valero Delgado, Profesora de Máquinas y Motores en la Universidad de Zaragoza, el curso contó con la colaboración de grandes entidades del ámbito del motor. Asimismo, en la inauguración estuvo presente el catedrático Ignacio Peiró, director de los Cursos Extraordinarios.

La Asociación Española de Profesionales de la Automoción (ASEPA) ha publicado en su boletín «El automóvil y los recursos naturales»

«Los fabricantes han tenido que hacer grandes esfuerzos para cumplir con las exigentes normas en materia de reducción de emisiones de CO2 y de gases contaminantes. Gracias a esos esfuerzos, los automóviles son cada vez menos contaminantes, pero a cambio ha aumentado la diversidad de metales necesarios para su fabricación».

Este mes en el boletín de noticias Asociación Española de Profesionales de la Automoción (ASEPA) se ha publicado el monográfico titulado «El automóvil y los recursos naturales» en el cual ha participado el Dr. Abel Ortego Bielsa, Director del Área de Ingeniería y Proyectos en MotorLand Aragón y miembro de la Comisión Técnica de Producción de ASEPA.El artículo trata sobre la problemática de los diversos recursos naturales que se emplean en la fabricación de automóviles y en especial a los más escasos: «Hoy en día un vehículo convencional necesita más de 50 tipos diferentes de metales, algunos como las tierras raras, cobalto, galio, indio, magnesio, niobio, tántalo o vanadio, los cuales son considerados críticos por la Comisión Europea por su riesgo de suministro o dependencia de la economía».

Diálogo intergeneracional sobre el informe del Club de Roma Come On!

El pasado lunes 6 de julio a las 17.00 horas tuvo lugar de manera telemática el Diálogo Intergeneracional sobre el informe del Club de Roma Come on! En él un grupo de alumnos del Master y Doctorado de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Universidad de Zaragoza, provenientes de Alemania, Italia, Colombia, México y España aportaron su visión sobre el informe.

En el evento participaron José Manuel Morán, Vicepresidente Segundo del Capítulo Español del Club de Roma y Antonio Valero, Miembro Pleno del Club de Roma  y profesor del Master de Energías Renovables y Eficiencia Energética. En una primera parte del evento, cada uno los seis alumnos  realizaron un resumen de uno de los capítulos del informe: “Las tendencias actuales no son sostenibles”, “Hacia una nueva Ilustración” y “Un emocionante viaje a la sostenibilidad”  y dieron su opinión. En la segunda parte del diálogo, se les preguntó a los alumnos sobre su visión de futuro, qué era necesario cambiar y cómo empezar. Tal como escribe el Capítulo Español del Club de Roma en su web:

“Son las jóvenes generaciones las que tendrán que asumir y corregir la situación que se vive. Situación que por otra parte, no han creado. Pero ¿hasta qué punto los jóvenes son conscientes del problema al que se enfrentan? ¿Cómo ven el futuro?, ¿Cómo oportunidad o como amenaza?, ¿Con esperanza o con despreocupación?”

A continuación, os dejamos la grabación completa del diálogo:

 

Además, durante el Master los alumnos realizaron, en conjunto,  un video resumen por capítulos del Informe Come On! :

Congreso Virtual de Minería: Covidmin2020

Del 9 al 11 de junio tuvo lugar el Covidmin2020, el primer Congreso Virtual mundial del sector minero, que nace con una vocación sin animo de lucro y con objetivos de contribuir a superar la pandemia sanitaria y económica, fortaleciendo al sistema multilateral e interdependiente necesario para una minería moderna.

El Instituto Circe fue patrocinador del evento. Desde el Grupo de Investigación de Ecología industrial, participamos en dos  ponencias en las que se trataron la degradación de los recursos limitados del planeta, en especial los recursos minerales y aportaremos soluciones sobre economía circular-espiral. 

Asimismo, contamos con un stand virtual en la web oficial del evento con información de interés sobre nuestra actividad.

Dr. Antonio Valero para Covidmin2020- Desarrollo energético y restricciones materiales y ambientales:

Ricardo Magdalena para Covidmin2020 -Variación de la energía específica de concentración cuando disminuye la ley de mina: el caso del níquel y cobalto